Cómo superar la soledad al emprender
Dec11

Cómo superar la soledad al emprender

Iniciar un negocio puede ser un camino muy solitario; por eso busca personas y actividades que disminuyan este sentimiento. Por Belén Gómez Pereira 1Iniciar un negocio tiene muchas ventajas, como arrancar algo propio desde cero, ser tu propio jefe y tener la capacidad de crear un producto o servicio que las personas desean. Pero hay una parte ‘oscura’ del emprendimiento de la que poco se habla; y ésta es la carga emocional que significa dar este paso. Por un lado, está la desconfianza en uno mismo y los riesgos de destinar tu tiempo y dinero a un proyecto que no sabes si triunfará. Y por otro, la realidad de que es un camino muy solitario. No importa que tengas un socio y varios empleados, o que tu familia y tus amigos te apoyen. Pasarás muchas noches en vela por tu cuenta y sólo tú comprenderás a la perfección los problemas a los que te enfrentas y los objetivos que trazaste y que parece no estás alcanzando. Finalmente, es tu responsabilidad si el negocio triunfa o fracasa. Y ese sentimiento es difícil que lo compartas con alguien. Esta soledad puede afectar gravemente tu estado de ánimo, motivación y salud. Incluso, podría llevarte a la depresión y es probable que también conserves ese padecimiento para ti. Temes al ‘qué dirán’ o a que los demás consideren que has fracasado y que sepan que no eres del todo feliz con la decisión que tomaste y por la que abandonaste la seguridad financiera. Las preocupaciones de tu negocio y tus inseguridades las guardas en un cajón, porque piensas que eso es lo que un emprendedor exitoso hace. Durante los primeros meses de tu startup lo más seguro es que te aísles para darle la estructura que deseas. Mientras la mayoría de tus amigos se reúnen a divertirse los fines de semana, constantemente tienes que cancelar tus planes para quedarte en la oficina. ¿Y qué decir de pareja? Tal vez hayas tenido que ‘pausar’ la relación para poder cumplir con tu sueño; si no, es casi seguro que se sienta ignorado(a) y extrañe tu atención. Hasta tu perro dejó de reconocerte y mover la cola cuando te ve; sabe que quizás estás muy cansado u ocupado como para sacarlo de paseo. Y no hablar del tiempo ‘para ti’; ya ni recuerdas qué significa eso. A pesar de que es una situación común en los emprendedores, lo cierto es que pocos hacen algo por evitarlo y muchos menos hablan de ello. Pero no olvides que, especialmente en los primeros años, tu empresa es un reflejo de ti, y si no estás bien por dentro (y por fuera), lo más seguro es...

Read More
Crowdfunding, manual de instrucciones
Aug28

Crowdfunding, manual de instrucciones

  Una sonora carcajada hubiera sido respuesta habitual al anuncio de financiar un proyecto empresarial con pequeñas aportaciones de muchos suscriptores. Eso ocurría hace muy poco, hoy es un acto de audacia. Y lejos de una moda pasajera, el crowdfunding empieza a ser valorado como una alternativa a la banca comercial: entre el 30% y 35% de los fondos de inversión destinados a proyectos empresariales en 2020 se captarán por esta vía, según estimación de la influyente consultora tecnológica Gartner Group. Los 18.000 proyectos financiados por la plataforma norteamericana Kickstarter, con un importe global de 320 millones de dólares; ser valorada como la primera tendencia mundial para la financiación de nuevos productos y marcas desde el observatorio Trendwatching; y aun más, la entrada de Google en el accionariado de Lending Club (plataforma de préstamos entre personas) obligan a pensar que algo importante está pasando. Aunque aún de forma tímida, en España también. La presentación este mes de julio de la Asociación Española de Crowdfunding viste de largo a un movimiento que se viene fraguando desde hace unos tres años. Como explica Xavier Olivella, su presidente, el nacimiento debe servir además de para dar a conocer la fórmula para “promover una legislación que genere confianza en el sistema y un código de buenas prácticas”. Según sus estimaciones, en 2012 pudo mover entre 12 y 15 millones de euros, y para este año se habla de unos 30 millones. Aquí y ahora A grandes males, grandes remedios. El auge de la “financiación en masa” no es ajena a la realidad. El cerrojazo crediticio, que parece que se prolongará durante todo 2014, ha aguzado el ingenio de los emprendedores siguiendo la estela de Estados Unidos, donde su avance es incontestable. Pero nada de esto sería posible sin el poder de las redes sociales, verdaderos catalizadores de estas iniciativas soportadas por múltiples plataformas especializadas. Ejemplos en España son Lanzanos, Verkami, Goteo, LemonFruits o Worldcoo. Cómo planear una acción Para introducirse en el mundo del crowdfunding conviene entender los diferentes tipos de ‘colaboraciones’ o compensaciones que se ofrecen al financiador: Donaciones: quien realiza la aportación no espera compensación. Es la fórmula habitual para iniciativas culturales o sociales. Recompensa: la contribución recibe alguna contraprestación, puede ser la entrega del producto, el uso de un servicio o incluso algo más simbólico. Por ejemplo, los mecenas que hayan aportado 200 dólares para la construcción del telescopio espacial Arkyd (proyecto de Planetary Reources que ha recaudado 1,5 millones de dólares en Kickstarter) tendrán derecho a observar el espacio durante 30 minutos. Acciones: cuando el microinversor recibe como contraprestación una participación accionarial. Aquí se puede incluir también el sistema...

Read More
Vístete como emprendedor
Aug27

Vístete como emprendedor

Descubre cómo sentirte cómodo con tu propio estilo, pero siempre proyectando seguridad y confianza en ti mismo.   ¿Es mejor estar sobrevestido o pasarse de fachoso? Esta pregunta puede resultar muy extraña, debido a que implica que forzosamente te verás ridículo. Además, es un poquito limitante: Camiseta o traje. Shorts o pantalones. Zapatos o chanclas. De acuerdo, probablemente es mejor estar sobrevestido, porque al menos así no te verás como alguien flojo. “La primera pregunta que debes hacerte es, ¿puede interpretarse como una falta de respeto?”, sugiere Jay Adelson, CEO de la startup de geolocalización SimpleGeo. “Y si la respuesta es afirmativa, me voy a arreglar. Es una señal de inteligencia”. Porque la vestimenta representa propiedad. Cuando te presentas, tu ropa connota consideración o falta de consideración. Si estás sobrevestido, tienes mayor oportunidad de terminar en el lado correcto de lo que es propio. Tu vestimenta termina siendo tu agente. Si tu agente es un tonto, podrías terminar consiguiendo el trato, ¿pero por qué correr ese riesgo? Cada día es más común ver en los espacios laborales a gente usandojeans y camisetas para trabajar. Apple inició con esta tendencia en 1977 con un Steve Jobs en jeans, t-shirts y chanclas. Después, HP copió este código de vestimenta para competir con el talento en ingeniería (aunque Bill Gates también reclama el crédito). De cualquier manera, estas compañías cambiaron todo. Hicieron de la vestimenta casual un emblema. “Noventa por ciento del tiempo uso jeans, flip-flops y t-shirts. Usar una gorra y jeans para un velorio es irrespetuoso. Fuera de eso, la forma en la que te vistes es la forma en la que te vistes”, afirma Mike Repole, co-fundador de Vitaminwater. Sin embargo, resulta extraño que aunque la vestimenta casual es una realidad, aún pensamos en el estilo en términos de formalidad: cuanto más avances en la escala del estilo, más “elegantes” son las prendas. Pero esto también te puede llevar a vestirte de más, lo que puede ser un grave error. Usar ropa que se siente rígida te hace parecer un impostor. “Queremos que las personas sean ellos mismos”, dice Jeff Ckavier, fundador de la firma de capital de riesgo SoftTech VC. “Una inversión será potencialmente para cinco, siete o 10 años. Lo último que quieres es tener a alguien que se presente en traje y corbata cuando es obvio que no está acostumbrado a usarlos”. A veces hay algo más en juego: “Si un desarrollador o un co-fundador de una startup llega usando pantalones caquis y una camisa de manga larga completamente abotonada, enviará un mensaje del tipo de desarrollador que es”, afirma Mat Meeker, cofundador de Meetup y Polaris Venture Partners. “Dirá...

Read More
Frase del dia / Mark Twain
Aug22

Frase del dia / Mark Twain

  Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa....

Read More
El poder del crowdsourcing
Aug13

El poder del crowdsourcing

Luis von Ahn es el creador de la prueba Captcha, y mediante este concepto desarrolló productos para digitalizar libros y enseñar idiomas gratis.   Cada día más de 200 millones de personas en el mundo escriben un código Captcha para acceder a una página Web; sin saberlo, muchas de ellas están contribuyendo a un proyecto de Google para transformar miles de libros impresos en textos digitales. La mente detrás de esto se llama Luis von Ahn, un joven de origen guatemalteco ganador del premio MacArthur en 2006 y que ha sido considerado por la revista Discover como uno de los 50 mejores cerebros en la ciencia. Luis tiene todo el perfil de un geek: es un verdadero amante de la tecnología y un programador autodidacta (hacker en su adolescencia) de aspecto tímido, que usa lentes y jeans. Por eso, para él convertirse en un emprendedor exitoso que vendiera dos empresas a Google antes de los 34 años fue una situación meramente accidental. Von Ahn nació y vivió en Guatemala hasta los 17 años cuando decidió irse a Estados Unidos a estudiar Matemáticas, debido a que en ese entonces la carrera no existía en su país natal. Sin embargo, pronto descubrió que su pasión radicaba en la computación, por lo que decidió hacer una licenciatura en Informática en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte. El empresario narra que su gusto por la tecnología surgió cuando tenía ocho años y como todos los niños de finales de la década de los 80 deseaba tener una consola de Nintendo; pero para su sorpresa (y desilusión) su madre le regaló una computadora Comodore 64. Luis aprendió a programar y a hacer toda clase de artimañas para descargar juegos desde su dispositivo de 8 bits, debido a que eran muy costosos y él “únicamente quería jugar”. Su primer proyecto profesional fue un rotundo éxito. Intentando ofrecer una solución para evitar que a los robots tuvieran acceso a ciertas páginas, von Ahn diseñó una prueba anti spam basada en la lectura de caracteres distorsionados que sólo son legibles por los seres humanos. Así, en 2000 nació Captcha. Al poco tiempo su producto era usado gratuitamente en toda la Web, desde por sistemas de ventas de boletos como Ticketmaster, hasta servicios de correo electrónico y blogs. Aunque en un comienzo  se sintió orgulloso con su creación, pronto las matemáticas se voltearon en su contra. Haciendo cálculos notó que la humanidad perdía cerca de 500,000 horas de navegación diariamente “por su culpa”. Preguntándose si podía darle un uso positivo a esta molestia y malgasto de tiempo, seis años después creó Recaptcha (el regreso de los...

Read More