7 tipos de clientes que tendrá tu negocio
Sep29

7 tipos de clientes que tendrá tu negocio

Las empresas que ya tienen cierto tiempo en el mercado suelen tener una amplia variedad de clientes; por ejemplo, de compra frecuente, de compra ocasional y de altos volúmenes de compra. Éstos esperan servicios, precios especiales, tratos preferenciales u otros que estén adaptados a sus particularidades propias. Esta situación plantea un gran reto a los emprendedores porque está en juego no sólo la satisfacción del cliente y su lealtad, sino también, la adecuada orientación de los esfuerzos y recursos de la empresa. Aquí te presentamos una lista con los siete tipos de clientes, clasificados según su nivel de lealtad con la marca: 1. Los Apóstoles. Son los incondicionales de la empresa. Manifiestan muy elevados niveles de encanto y de compromiso futuro. Se convierten en “embajadores de buena voluntad”, porque dentro de sus respectivos círculos de referencia suelen ejercer un pronunciado liderazgo de opinión a favor de nuestros productos. 2. Los Clientes Leales. Manifiestan un patrón de conducta similar a los Apóstoles, pero con un nivel de intensidad menor. 3. Los Clientes Terroristas. Se caracterizan por sus muy bajos niveles de compromiso futuro. Frecuentemente han tenido una o varias malas experiencias con el producto o servicio y una gran parte de ellos difunde su “mala voz” con un comparativamente elevado nivel de efectividad. 4. Los Clientes Potencialmente Desertores. Manifiestan un patrón de conducta similar a los Terroristas, aunque con una menor intensidad. 5. Los Clientes Indiferentes. Este segmento agrupa a aquellos consumidores que tienen una actitud neutra hacia el producto. En cierta forma, su actitud es del tipo “no está bien ni mal sino todo lo contrario”. 6. Los Clientes Rehenes. Son aquellos que, a pesar de no estar contentos con la empresa, permanecen con la marca. Esta situación se puede dar, por ejemplo, en mercados semi-monopólicos en donde no perciben alternativas viables, o en categorías donde estos clientes ven como excesivamente costosa la migración a otras alternativas. 7. Los Mercenarios. Se caracterizan por niveles de “encanto” comparativamente elevados, pero con muy bajas intenciones de compromiso hacia el producto. Éstos suelen darse claramente en categorías tipo commodity, donde el precio del bien dicta las condiciones de permanencia del cliente. Existen tres tipos de consumidores mercenarios: -Los Switchers: tienen pocas marcas favoritas y brincan entre éstas según estén o no en promoción. -Los Negociadores: cambian regularmente dentro de un abanico más amplio de marcas aceptables para ellos. -Los Sensibles al Precio: sistemáticamente compran la marca del menor precio, sin importar cuál sea ésta. ¿Qué tipo de cliente tiene tu negocio? ¡Platícanos en los...

Read More
11 señales de que alguien te está mintiendo
Jul07

11 señales de que alguien te está mintiendo

Por fortuna, las mentiras son bastante fáciles de detectar; sólo hay que conocer las señales. Por Jacquelyn Smith La mayoría de las personas con las que tratas a diario son grandes mentirosas. Según un estudio realizado en 2002 por la Universidad de Massachusetts, 60 por ciento de las personas miente en una conversación de 10 minutos, y en ese tiempo, dicen en promedio dos a tres mentiras. Por fortuna, las mentiras son bastante fáciles de detectar; sólo hay que conocer las señales. En el libro El lenguaje corporal de los mentirosos, la doctora Lillian Glass, experta en lenguaje corporal, explica que debemos prestar especial atención a las expresiones faciales, los movimientos corporales y los patrones del habla. Estas son algunas señales de que alguien está mintiendo al hablar contigo: 1.    Mueve rápidamente la cabeza Si al hacerle una pregunta directa ves que la otra persona mueve rápidamente su cabeza, podría estar mintiendo en su respuesta. Podría echarla hacia atrás, inclinarla al frente o hacia un lado, a menudo justo antes de responder. 2.    Su respiración cambia Cuando alguien te está mintiendo, podría comenzar a respirar con mayor pesadez. Es un acto reflejo. Cuando la respiración cambia los hombros se levantan y la voz podría adoptar un tono más bajo. En esencia, la respiración se modifica porque aumentan el ritmo cardiaco y la circulación sanguínea. El cuerpo experimenta estos cambios cuando se siente tenso y nervioso… cuando sabe, por ejemplo, que puede ser descubierto. 3.    Se mantiene muy quieto Es  de dominio común que cuando una persona está nerviosa se pone inquieta. Pero, ¿qué pasa con las personas que permanecen inmóviles? Tener una postura rígida puede ser una señal de que alguien está nervioso y se prepara para un posible enfrentamiento. Cuando sostienes una conversación normal, es natural que muevas tu cuerpo de una manera sutil y relajada, con movimientos inconscientes. Así que, si percibes una postura rígida, desprovista de movimiento, algo podría estar mal. 4.    Repite palabras o frases Esto sucede porque te está tratando de convencer, a ti y a ella misma, de algo que está diciendo. Busca validar la mentira en su mente. Por ejemplo, podría repetir “yo no…” una y otra vez. Asimismo, la repetición es una manera de ganar tiempo en lo que intentar recopilar sus pensamientos. 5.    Se toca o cubre la boca Una señal delatora es ponerse las manos sobre la boca. Esto sucede de forma automática, cuando una persona no quiere enfrentar un problema o responder una pregunta. Cuando alguien coloca sus manos sobre sus labios, significa que no quiere revelarlo todo, o que simplemente no quiere decir la verdad. Está, literalmente, obstaculizando la comunicación....

Read More
12 cosas que la gente exitosa nunca revelará
Jun03

12 cosas que la gente exitosa nunca revelará

Divulgar algunas cosas sobre tu vida podría ayudarte a formar relaciones, pero a largo plazo, te perjudicará más de lo que piensas. Por Travis Bradberry No puedes construir una red profesional sólida si no te abres a tus colegas. Sin embargo, hacerlo puede ser complicado, pues revelar las cosas incorrectas podría tener un efecto devastador en tu carrera. Compartir ciertos aspectos de tu vida de forma adecuada puede ser un arte. Divulgar algunas cosas podría ayudarte a formar relaciones, pero a largo plazo te perjudicará más de lo que piensas. El truco consiste en controlarte a ti mismo antes de cruzar esa línea, pues una vez que compartes algo, ya no hay vuelta atrás. La siguiente lista contiene las 12 cosas más comunes que las personas revelan en su entorno laboral, y que con frecuencia ponen su carrera en la dirección equivocada. 1. Que odian su trabajo Lo último que alguien quiere escuchar en su trabajo es a otra persona quejándose sobre lo mucho que odia su empleo. Si tú lo haces la gente te etiquetará como una persona negativa, y no como alguien dispuesto a trabajar en equipo. Esto baja la moral del grupo. Los jefes se percatan rápidamente de quiénes son las personas que bajan la moral colectiva, y saben que siempre hay algún reemplazo entusiasta esperando a la vuelta de la esquina. 2. Que piensan que alguien es incompetente Siempre habrá personas incompetentes en los lugares de trabajo, y lo más probable es que todo el mundo sepa quiénes son. Si no tienes el poder de ayudarlos a mejorar o despedirlos, entonces no tienes nada que ganar al divulgar lo inexpertos que son. Decir que alguien más es incompetente podría ser contraproducente, pues te hace ver como alguien inseguro. Inevitablemente, tu insensibilidad se volverá en tu contra en forma de opiniones negativas de tus compañeros de trabajo. 3. Cuánto dinero ganan Quizá tus padres mueran de ganas por saber a cuánto ascienden tus ingresos mensuales, pero en el lugar de trabajo, esta información sólo atrae negatividad. Es imposible asignar salarios con una equidad perfecta, y revelar el tuyo a tus compañeros es una medida directa de comparación. Tan pronto sepan los demás cuánto ganas, todo lo que hagas en tu trabajo será comparado con tu ingreso. Intercambiar cifras salariales con un colega de trabajo puede sonar tentador, pero en el momento que lo hagas, nunca volverán a verse de la misma manera. 4. Sus creencias políticas y religiosas Las creencias políticas y religiosas de las personas están estrechamente vinculadas con sus personalidades, pero no necesariamente con su desempeño laboral. Estar en desacuerdo con los puntos de...

Read More
Jean Paul Sartre
Apr16

Jean Paul Sartre

...

Read More
10 errores más comunes al hablar en público
Feb06

10 errores más comunes al hablar en público

Te compartimos una lista de cosas que las personas suelen hacer cuando se paran frente a una audiencia y la solución para cada una de estas fallas. Por Alto Nivel Hablar frente a ene número de personas no es sencillo. Aunque no estés consciente de ello, tu público te evalúa todo el tiempo. No tendrá compasión de ti y decidirá en segundos si desea escucharte o no. Una imagen inapropiada, evitar el contacto visual o la mala dicción pueden hacer que tu audiencia pierda el interés, así que para evitar que tus presentaciones al hablar en público sean una mala experiencia, te comparto los 10 errores más comunes y cómo corregirlos. 1. Adoptar una postura tímida o desanimada La primera impresión que provocas la determina tu postura. ¿Se nota que sabes de lo que vas a hablar? Tu lenguaje corporal lo refleja. La seguridad de tu postura está en tu torso, pero no creas que elevar los hombros lo resuelve. Qué debes hacer: Coloca tus pies de manera paralela (a lo ancho de los hombros), con el pie izquierdo da un paso pequeño hacia atrás y coloca las manos en forma de triángulo (juntando las yemas de las manos y palmas), después poco a poco mueve las manos conforme lo requiera tu mensaje. 2. No tener una estructura Todo mensaje sin estructura se derrumba. Hablar por hablar lo hace cualquiera, pero atrapar a la audiencia desde el momento en que abres la boca lo logras al nunca olvidar que toda historia tiene una introducción, desarrollo y conclusión o cierre, este último es el más importante de tu mensaje. Qué debes hacer: Jamás improvisar si no cuentas con una estructura y, sobre todo, si no sabes a dónde deseas llevar al público con tu tema. En tu introducción, habla en pasado; en tu desarrollo, en presente; en el cierre, en futuro. 3. Perder el contacto visual El contacto visual es tan importante en la comunicación no verbal que, cuando hablas en público, si lo omites, dirás sin palabras “estoy nervioso” y además la audiencia dejará de ponerte atención, pues sentirán que no les estás hablando a ellos. Qué debes hacer: Fortalecer tu contacto visual ante audiencias pequeñas, en la cual es muy importante ofrezcas un contacto visual a cada uno de los integrantes de tu público mientras hablas. Si dominas esto, las audiencias grandes serán más fáciles. 4. Abusar del uso de ademanes o carecer de ellos Tu expresión corporal es energía. Si hablas con poca energía el público te responde de la misma manera, en cambio si exageras tu energía la audiencia podría rechazarte por percibir que no eres...

Read More
Supera el fracaso con IQ emocional
Dec04

Supera el fracaso con IQ emocional

Actualmente es importante que los emprendedores estén más concientes de sus emociones para no dejarse derrotar. Por Adam Toren 06-06-2014 Los emprendedores hacen todo para alcanzar el máximo rendimiento. La definición de éxito para los grandes o empresarios emergentes va mucho más allá del dinero que ganan o el apoyo promocional que reciben. Los emprendedores de hoy están preocupados sobre crear un balance: una vida en la que tengan tiempo personal, salud física y buenas estructuras de apoyo mental. Parte de esa conexión mente-cuerpo está atada a tu inteligencia emocional. ¿Qué es la inteligencia emocional? Es la habilidad para reconocer tus sentimientos, observarlos objetivamente y responder de acuerdo a esto. Es una actitud mental proactiva en lugar de un acercamiento reactivo o suprimido. Por ejemplo, arruinas una junta con clientes importantes. Las emociones reactivas podrían causarte mucha culpa y que te castigues a ti mismo. Los impulsos suprimidos pueden hacer que entierres tus emociones bajo la superficie, causarte mucho estrés y ansiedad. No puedes ignorar los sentimientos para siempre y estar bien. El procesamiento de las emociones de una manera saludable y racional que lleva el equilibrio hábil de no negar su existencia o enterrarse en el remordimiento y el diálogo interno negativo es complicado. Eso es por lo que muchos entrenadores y terapistas hoy en día se enfocan en desarrollar tu inteligencia emocional. Este progreso ayuda a proveerte con las herramientas para experimentar tus emociones paro luego canalizarlas a pensamientos y actitudes productivos. En sus primeros días de introducción en la conciencia cultural, los examinadores de la Escuela de Negocios de Harvard, elogió a la inteligencia emocional como “una de las ideas de negocios más influenciables de la década”. De cualquier manera, la inteligencia emocional no es tarea sencilla. Aquí hay dos factores clave de la inteligencia emocional que son cruciales para mejorar tu actuación como emprendedor: No olvides ni perdones. La gente se equivoca. Todos tenemos cosas que han pasado que, en nuestra experiencia, han sido dolorosas. Ya sea que el jefe te despidió, o un cliente no renovó el contrato o hasta una relación pasada que no funcionó y no puedes olvidar. Cuando te aferras al pasado, dejas a tu cerebro sin la habilidad mental para enfocarse en el presente y planear para el futuro. Aunque ya lo tengas todo, el perdón es el regalo que te das a ti mismo. Seguir teniendo rencores y estar al pendiente del puntaje que tienes que arreglar es una actitud mental enferma. Daniel Goleman, autor de “Inteligencia Emocional: Por qué importa más de lo que dice el IQ”, dice, “si tus habilidades mentales no están a la mano, si no tienes auto conciencia, si no eres capaz de...

Read More
5 pasos esenciales para planear tu día
Sep11

5 pasos esenciales para planear tu día

Por: Mark Bill Gates, Warren Buffett y yo tenemos una cosa en común. Todos tenemos la misma cantidad de tiempo al día: 24 horas para usarlas como queramos. La última vez que revisé, tanto Bill como Warren eran un poco más exitosos que yo. Claro, tienen recursos que yo no tengo, pero dejemos eso de lado y veamos las cosas que tenemos en común. Les comparto cinco pasos a prueba de fallas que cualquiera puede hacer para planear su día y crecer. 1. Recuerda que mañana comienza hoy. Las personas productivas no permiten que el día termine sin hacer una lista de objetivos que van a cumplir el siguiente día. Ésta es la tarea más fácil que puedes hacer para mejorar tu acción. Si te das un momento para saber lo que puedes lograr mañana, tomarás mejores decisiones. Si te esperas hasta el día siguiente te encontrarás con cosas que te quitarán tiempo y sabotearán tu habilidad para planear. “Mañana empieza hoy” es una mejor filosofía. 2. Planea tu día alrededor de tus principales resultados en lugar de las tareas que te mantienen ocupado. Ésta es la única razón clave por la que es importante tener tus metas frente a ti. Cada día, tu objetivo debe ser acercarte para lograr una o más metas. 3. Aparta tiempo para estar con otras personas productivas. Nos convertimos en las personas con las que nos asociamos. La mejor forma de obtener información es estando con personas que puedan dártela. No dejes que tu día lo consuman individuos de los que no puedes beneficiarte. Más que nada, esta actividad puede y tendrá un impacto substancial en tu éxito a largo plazo. 4. Adhiere a tu plan una meta que seas capaz de cumplir durante el día. Alcanzar una meta al comienzo del día te motivará y te dará un impulso. Hay que estar enfocados en nuestras actividades más importantes primero, pero dentro de esas actividades pon una como meta que sepas que podrás terminar rápido. 5. Pregúntate ¿qué aprendí hoy y cómo lo usaré mañana? La gente productiva siempre está aprendiendo y buscando formas para adquirir nuevos conocimientos y usarlos. Estos cinco pasos probados funcionan tan bien que te sorprenderás del impacto positivo que tendrán en tu vida. La realidad es que todos tenemos la misma cantidad de tiempo todos los días. ¿Tú qué haces con esas...

Read More